Ciencia para todos desde el CEBAS

El CEBAS-CSIC participó el pasado 29 de Septiembre de 2017 en la duodécima Edición de la Noche de los Investigadores. Este evento se celebra el último viernes del mes de septiembre de cada año simultáneamente en más de 280 ciudades europeas. Esta jornada estuvo organizada por la Unidad de Cultura Científica y Promoción de la Investigación del Vicerrectorado de Investigación. El objetivo del citado evento es la de acercar la ciencia al público en general, sobre todo a los más pequeños.

El CEBAS participó con la temática “INNOVACIÓN EN EL SECTOR AGRO-ALIMENTARIO”. El stand del CEBAS, estuvo representado por un grupo de estudiantes predoctorales así como postdoctorales del centro entre los que se incluyen: Pilar Truchado, Huertas Díaz, Antonio Sánchez, Purificación Martinez y Beatriz Lorente, pertenecientes a varios departamentos del CEBAS-CSIC, incluyendo el departamento de riego, ciencia y tecnología de los alimentos y nutrición vegetal entre otros. Durante el evento se mostraron diferentes líneas de investigación y talleres que se desarrollan en nuestro Instituto.

 

foto 1

foto 2

Stand CEBAS-CSIC

En el taller de Actividad Antioxidante en Alimentos, el objetivo era aprender a hacer pruebas químicas que nos muestran el poder antioxidante de los alimentos, mediante el ‘Ensayo del ABTS’. En este taller se ensayó la capacidad antioxidante de diferentes zumos comerciales (naranja y granada) y bebidas a base de té verde y rojo. Para llevar a cabo el taller los asistentes elegían el zumo o bebida que ellos creían que era más o menos antioxidante. Ellos mismos realizaron las pruebas pipeteando las muestras y reactivos, y observando los cambios de coloración El cambio de color se generó mezclando dióxido de manganeso (MnO2) con el reactivo ABTS para generar el radical-catión ABTS*, de color verde intenso, y una vez así, al adicionar cualquier sustancia ‘captadora de radicales libres’, se redujo el ABTS para llevarlo a la forma incolora. Los participantes en el taller podían visualizar el paso (a veces instantáneo) de color verde a incoloro en función de la actividad ‘antioxidante’ del zumo o bebida  seleccionado.

Taller 2

Este taller se complementó con el de Métodos Instrumentales y Sensoriales para la Evaluación de Calidad de Fruta. Los asistentes comprobaron la diferencia entre instrumentos de laboratorio y de campo en la medición de calidad de productos hortofrutícolas. Mediante el uso de refractómetros, uno de mesa y uno portátil, y con fotografías de lo que iban a ver cuándo observaran a través de ellos, se les explica cómo aprovechar propiedades físicas de la materia (refracción de la luz al pasar por diferentes líquidos) para obtener una medida de precisión para la toma de decisiones en campo (estado de maduración de la fruta) o la evaluación de la calidad en zumos (cantidad de azúcar del etiquetado) con la medida de los grados brix de dos variedades de uva y de los zumos comerciales que previamente habían utilizado en el taller de actividad antioxidante.

El taller sobre Extracción de ADN de diferentes tejidos vegetales (hojas, frutos, etc.) se centró en explicar y mostrar a los participantes del taller cómo se lleva a cabo una extracción de ADN. El objetivo fue mostrar la función de cada uno de los pasos incluidos en la extracción. Cada uno de los ingredientes tiene su propia función: la sal y el detergente líquido permiten romper la membrana plasmática y nuclear, incluso la pared celular; el líquido de lentillas elimina las proteínas que degradan el ADN y el alcohol etílico sirve para que el ADN precipite. Esta sencilla explicación facilitó la compresión por los participantes de la utilidad del protocolo de extracción. Asimismo, los participantes pudieron observar cómo es el ADN, una vez extraído y limpio.

Taller 3

Por último también se desarrolló un taller sobre Sensores de Temperatura. La escasez de agua en el suelo causa un cierre en los estomas de las plantas disminuyendo el efecto refrigerante de la transpiración y como consecuencia generando un calentamiento de la hoja. Es por esto que la temperatura foliar sea considerada un buen indicador del estado hídrico de la planta. Gracias a los avances de la tecnología, novedosos sensores térmicos se están desarrollando. A lo largo del taller los participantes pudieron utilizar dos sensores denominados cámara termográfica y termómetros de infrarrojos capaces de medir, en tiempo real, las necesidades hídricas de las plantas y responder a esta demanda con una programación de riego.

Taller 4.jpg

Taller 4

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: